Nacemos como equipo bajo la figura de organización sin fines de lucro el año 2003, sin embargo, el impacto social provocado por el Movimiento Pingüïno del año 2006 se convirtió en nuestro gran impulso. En medio de esta particular coyuntura social, política y educativa, surgieron líderes con voz propia y opiniones fundamentadas quienes nos hicieron ver su tremendo potencial humano, jóvenes con la fuerza y claridad para abrir debates públicos, con propuestas de trabajo colaborativo, con poder de convocatoria.  Un grupo rico en pasión e ideales, que a pesar de estar descuidado por las políticas públicas de nuestro país, presentan sus problemáticas con autodeterminación.

Así se nos manifiesta la urgencia de crear otros espacios de encuentro y aprendizaje para compartir posturas, experiencias y propuestas frente al estado de la educación, la igualdad, la expresión social, entre otros. Fundación Semilla se concreta como un espacio cuyo objetivo central es el vínculo entre Educación, Cultura, Juventud y Vida.

Deja un comentario