Emoticones

juego

Fundación Semilla desarrolla innovación pedagógica, a través de juego didáctico participativo que invita a reconocer nuestras emociones.

Gracias al trabajo de campo en estos 10 años, podemos reconocer que las violencias tienen una raíz más profunda. El juicio del acto violento por sí mismo no nos interesa, porque de alguna manera todas y todos los involucrados son víctimas de violencia, debido a una causa previa. Es por ello que durante este año estamos y trabajando con todo el ímpetu creativo para tener a la brevedad un material didáctico de apoyo para generar procesos de re aprendizaje emocional, desde el aula para la vida!

Si para un adulto resulta complejo observar sus emociones y definirlas ¿será una tarea fácil e innata para un(a) niñx o un (a) adolescente? No, sin duda que no.La frustración no es lo mismo que el odio; la tristeza no se siente igual que la soledad; la alegría no es lo mismo que euforia. El miedo no es lo mismo que el asco. La gama de emociones que experimentamos es más amplia de lo aprendemos expresar desde el lenguaje; incluso interpretar las emociones tras las expresiones faciales de otra persona puede ser un desafío interminable, considerando la cantidad de condicionamientos socioculturales cuya impronta deja la “escuela”. Según el psicólogo Paul Ekman existen 7.000 expresiones faciales.

Lxs adolescentes hoy están bombardeados por información y estímulos del sistema. Con mayor frecuencia hablamos acerca de las diferentes inteligencias o inteligencias múltiples, teoría fundada por el psicólogo Howard Gardner, es decir, dimensiones de nuestra mente que determinan las rutas de aprendizaje. Para algunas personas la inteligencia interpersonal o inteligencia social, donde encontramos la empatía y, por tanto, las emociones, es un aspecto más difícil que para otras, lo cual remite a ciertos potenciales humanos y sus aspectos biológicos que comienzan a desarrollarse en la infancia; sin embargo, cuentan con pocos espacios para aprender a expresar sus emociones, esta innovación pedagógica busca abrir una conversación apoyados por un facilitador, capacitado previamente, que cuente con las herramientas para sostener un proceso de re aprendizaje de las emociones.